IPv6

IPv6: importante cambio tecnológico en el camino hacia la nueva era de Internet.

La actualización de la Web concurre con la gran actualización del Protocolo de Internet, IPv6. La necesidad de disponer de números IP es cada vez mayor y el protocolo IPv4 -en uso desde hace mas de 20 años- es limitado: 4 billones, un número -aunque impresionante- insuficiente para un futuro próximo).

IPv6: el nuevo protocolo de Internet.

La numeración IP es una parte básica del sistema TCP/IP, que es el que utiliza la red de ordenadores que conocemos como “internet” para transmitir datos.

Ante el agotamiento de las direcciones IPv4 (32 bits, cuatro bloques separados por un punto), el cambio a IPv6 (128 bits, seis bloques separados por un punto) ya ha comenzado.

IPv6: más conexiones.

El protocolo IPv6, lo soportarán más de 3.4×1038 direcciones (un número no infinito pero, para el caso, como si lo fuera: ¡…340 trillones por pulgada cuadrada de la Tierra!), lo que permite unas 5×1028 direcciones por persona, (un montón).

¿Qué significa ésto? Pues que habrá muchas más direcciones IP y se podrá asignar una IP fija particular prácticamente a cualquier cosa: aparatos, electrodomésticos, a tu coche..

¿Qué ventaja tiene esto? Pues que vas a poder trabajar en red con todos los objetos del mundo (un decir). Tu cámara ya no va a ser una cámara particular, no va a necesitar que tú entres en un directorio, pongas tu usuario y contraseña; sino que directamente vas a poder subir tus fotos al sitio de la cámara.

A esto lo llaman Web de las cosas, Web Ubícua

IPv6: más movilidad:

El protocolo IPv6 permite mantener una dirección IP constante aunque te muevas de una red a otra, y que las aplicaciones continúen activas aunque cambies de proveedores de red. Esta ventaja lleva a pensar que finalmente podamos llegar a ver la tan esperada IP móvil.

IPv6: más seguridad.

El cambio de protocolo IPv4 al protocolo IPv6 no sólo va a proporcionar más conexiones a internet, sino también más seguridad, gracias a la inclusión en el estándar de IPSe: un conjunto de protocolos criptográficos que permiten el intercambio seguro de datos sin el riesgo de que los datos sean robados.

IPv6: compatibilidad.

Como es imposible una migración masiva de IPv4 a IPv6, el cambio a este estandard se está haciendo lentamente y su diseño debe garantizar la coexistencia y compatibilidad hacia atrás entre sistemas. Además los servidores de nombre se tienen que adaptar, ya que van a necesitar mucha más potencia para trabajar con un número tan elevado.

El crecimiento de IPv6 se incrementó un 300% en 2007 y 2008.

Protocolo IPv6: Web 3.0.

Esta ampliación al IPv6 establece una base seria para la Web 3.0, y la cantidad de recursos necesarios para apoyar la Web 3.0 y su crecimiento sin impedimentos.

La implantación de IPv6 y la Web Semántica crearán nuevas oportunidades en la red.

imagen: Brajesw

fuente PortaIPv6.LACNIC


Juana Corbalán
de Corbax

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba