Inteligencia colectiva: lo que importa

El poder de la Web 2.0 o trabajar en lo que importa

Con las nuevas tecnologías estamos asistiendo a un cambio del paradigma de la comunicación, la información y (ojalá), la educación.

Se habla mucho del poder de la Web 2.0 y se trabaja mucho para aplicarlo a la economía: nuevos modelos de negocio, el Cloud Computing, más rentabilidad, menos costes, nuevas herramietas.

Pero la Educación es la base de una sociedad avanzada y sana en todos los aspectos. Y ahí nos queda mucho por hacer.

La filosofía abierta de la Web 2.0, la Inteligencia Colectiva y la transparencia, son los poderes que debemos poner a trabajar, junto con las nuevas tecnologías, para mejorar la convivencia, y arreglar los grandes descosidos de nuestra especie y nuestro planeta.

Grupo de personas pensando en común

Crowdsourcing – La Web 2.0 se está revelando como un componente fundamental de un futuro gobierno 2.0. Es posible aprovechar el poder de los ciudadanos, su colaboración con el gobierno, la creación de comunidades y plataformas participativas. Aprovechar esa inteligencia colectiva para gobernar en pro de los grandes problemas de nuestro planeta, como la pobreza, salvar el planeta, etc.

Hace tiempo vi un documental que investigaba cuál sería la especie que antes invadiría el planeta (en términos de número de miembros y expansión geográfica). En el ranking de las primeras diez candidatas -del 10 al 1-, mi intriga era enorme y apostaba por dos o tres. La sorpresa vino con el turno del ganador: la hormiga roja argentina…, ni recordaba haber oído hablar de esta especie. Pero, sobre todo, me sorprendió la razón del éxito de la especie ganadora: Colaboración. Nunca competían entre ellas, se ayudaban, eran una piña ante lo ajeno. Nunca trabajaban solas: eran una piña ¡¡¿Ése era el secreto de su éxito?!!!

Todavía me emociono cuando pienso en todo lo que me vino a la cabeza: Qué lejos estába nuestra especie de llegar a clasificarse siquiera entre los 1000 primeros aspirantes a ese premio.

Cuando al mismo tiempo, por Twiter y otros medios, me llegan noticias de que 25.000 niños mueren al día ¡¡¡De Hambre!!!, habiendo comida de sobra para todos, pienso en esas hormigas argentas y rojas: ¿Podrían ellas entender tamaño disparate?

Pero no sólo la especie ganadora, con sus virtudes. ¿Cuántas especies conoces que dejan morir a sus miembros teniendo comida de sobra?

Con esta perspectiva no puedo dejar de confesar que sentí verdadera pena por nuestra especie: ¿la reina de la evolución? No, la reina de la oportunidad perdida, la reina del progreso malgastado, de los «talentos escondidos».

Con las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, especialmente con la Web 2.0, aparecen nuevas formas de comunicarse y relacionarse. Formas más participativas, con creación de contenidos nuevos, que impulsan el concepto de la inteligencia colectiva.

Ya te resultarán familiares expresiones como: Inteligencia Colectiva, Comportamiento de Grupo, Consciencia Colectiva, Inteligencia Colaborativa, Pensamiento de Grupo, Community Manager

Pero hay dos que me han gustado especialmente, utilizadas por Dolors Reig en el título del artículo que he leído hoy mismo:

Cerebro emocional y trabajo colaborativo: la nueva importancia. ¡¡Acertaste!! éste título me llevó automáticamente a pensar en mi amiga la hormiga roja argentina. Y, bueno sí, estos conceptos me traen esperanzas:

En este artículo se dicen cosas como que «la capacidad intelectual individual contribuye poco a la Inteligencia Colectiva. En cambio, es la “conciencia social” (la habilidad para captar los indicios emocionales en los demás) la que parece determinar la inteligencia de un grupo. Podríamos traducirla como empatía».

Dolors nos habla de un estudio en el que se han sacado tres conclusiones: la inteligencia colectiva es directamente proporcional a la capacidad de los miembros del grupo para captar los sentimientos y pensamientos ajenos; a la capacidad de dialogar entre ellos, y al nº de mujeres en el grupo.

Estas ideas son muy sugerentes y te recomiendo que leas el blog de Dolors: El Caparazón, si quieres profundizar en el tema.

Por lo pronto yo me planteo la pregunta: ¿Serán los miembros de nuestra sociedad algún día capaces de utilizar las ventajas obtenidas del trabajo en equipo e invertir la Inteligencia Social o Colectiva en solucionar finalmente los grandes desafíos, como el hambre en el mundo?

¿La Inteligencia Colectiva del grupo dará a problemas como el hambre y la desigualdad la prioridad que merecen, o seguirá en la línea de acostumbrarse y mirar para oto lado, de la inteligencia individual, en una sociedad anestesiada?

¿Contribuirán el Cerebro Emocional y el Trabajo Colaborativo, a que la brecha entre esos términos horribles, -el primer mundo y el tercer mundo- desaparezca?

Ese cerebro emocional y el trabajo colaborativo, junto con las nuevas tecnologías y las posibilidades que éstas ofrecen, abren perspectivas esperanzadoras.

Espero que la relación con la sensibilidad social, que se ha detectado a la hora de medir la inteligencia colectiva, influya en que algún grupo solucione estos problemas que arrastramos aún en el siglo XXI y son una vergúenza para nuestra especie.

Casualmente una noticia del 14 de Septiembre viene a subir un poco los ánimos: El hambre en el mundo baja por primera vez en 15 años…

Hay que esperar a ver si nuestros políticos, científicos, intelectuales y autoridades religiosas, se hacen eco de este potencial y se ponen ya manos a la obra; en vez de poner trabas absurdas, como algunos disparates que últimamente se convierten en noticia.

También te recomiendo este artículo de Howard Alex, con 9 videos de la Web 2.0 Expo NY 2010: 10 lecciones de Gobierno 2.0 de la Web 2.0

Si te ha gustado esta entrada puedes compartirla. Si quieres dejar un comentario, te estaré muy agradecida. Gracias por venir..!!


Juana Corbalán de Corbax

7 comentarios en “Inteligencia Colectiva y Web 2.0 – Lo que importa”

  1. Creo que debemos tener cuidado, lo cierto es que las actuaciones colectivas son NADA reflexivas, todo sentimiento, recordamos la sensación de equipo, tan positiva que nos ayuda a alcanzar metas, pero también lo que siente una masa enardecida, los sentimientos básicos multiplican su intensidad y las respuestas al estímulo son impulsivas y de una energía intensa.
    Es entonces cuando surgen los linchamientos, las reacciones aplastantes a todo pensamiento alternativo, la demolición de lo diferente.
    La hormigas eliminan sistemáticamente a toda compañera que “huele” de otra manera.
    La distinción entre ambas especies es que ellas no tienen motivaciones o sentimientos que intensificar de venganza o envidia, solo de supervivencia de especie, nosotros sí.
    En nuestra especie, lo único que nos salva de la eliminación es la diferenciación de algunas mentes que son la distorsión de la norma y que dan alternativa a lo inevitable, estas personas “ensucian” la inercia autodestructiva de nuestra especie y de nuestro entorno, generando diferentes corrientes.
    Recordamos que las guerras se planifican por intereses de pocos con la manipulación de muchos que se comportan como hormigas.
    Desde la humildad, me quedo con lo poco que me queda de individual para decidir lo que está bien, de esta manera mi conciencia me juzgará.

    1. Maravillosa reflexión. Gracias, Lupe.
      Estoy de acuerdo en lo que dices, pero me parece injusto que, siendo responsables de haber creado grandes brechas en nuestra comunidad, en nombre del progreso, nos conformemos con decidir que está mal de forma individual, y no hacer nada.
      Nuestra conciencia estará tranquila, pero creo que es hora de que pensemos como grupo. El pensamiento individual está influenciado por los intereses, y nuestros líderes nos han llevado a un mundo injusto, donde se benefician unos pocos.
      Los nuevos cambios nos permiten ser parte y debemos exigir un gobierno de grupo, que piense en el beneficio de todos.
      Afortunadamente, aún creo que somos muchísimos más buenos que malos en esta película, y confío en que por este camino y con el tiempo y una caña, algo podrá arreglarse.
      La participación de la mujer, o el pensamiento femenino, también me parece que es una baza importantísima en esta lucha.
      Poner nuestra inteligencia individual a disposición de un grupo, se está demostrando que genera una inteligencia colectiva mayor, y me parece una opción esperanzadora.
      Proyectos como el gob2.0 también lo son…
      Al menos me devuelven la confianza en mi especie.
      saludos y muchísimas gracias por venir.

  2. Apasionante este tema Juana, y lleno de facetas… un auténtico "ncosaedro". A mi hay una de ellas que me parece muy interesante: creo que esta cuestión puede enfocarse en términos evolutivos. Hace tiempo estoy convencido de dos cosas respecto a la posible evolución del ser humano. Una es que el próximo paso evolutivo no será (no lo es ya) orgánico. La otra es que nuestro siguiente cambio como especie va en el camino de convertirnos en una "mente enjambre".

    Entre estos dos pasos hay una total conexión. Independientemente de que a biología siga su lento devenir evolutivo y elimine muelas inservibles, nuestra capacidad intelectual nos ha llevado a ser ciborgs. Físicamente lo somos ya en muchos casos, y cada vez lo seremos más según avance la ingeniería genética, la biónica y las nanotecnologías. Pero creo que además lo somos ya en función de nuestra interconexión a través de las redes. Yo me considero un ciborg en el sentido de que dependo de mi capacidad de interactuación via conexión global. Obviamente no dependo biológicamente de estar conectado; pero como individuo no sería el mismo si no lo estuviera. Pero además dejaría de constituir una pequeña neurona de esa "mente enjambre" que creo que ya ha nacido. Es aún joven y apenas está empezando a tomar consciencia de sí misma, pero ha soltado pequeños balbuceos… palabrillas sueltas como "linux".

    Y pensando en nuestros hijos, quiero tener esperanza en que la evolución siga cumpliendo las reglas que ha observado hasta ahora. Que siga adaptando la especie al medio. Aunque sea adoptando el silicio en vez del carbono como elemeto base para ello.

    Perdón si se me ha ido la olla demasiado. Muchas gracias por los enlaces y por supuesto al post y comentario. Interesantísimo compartir información/opinión sobre este tema.

    Saludos

    1. Bueno, no sé si te puedo ayudar en esto ya que no es mi tema.
      Echale un vistazo a estos dos enlaces y si no… busca en Google ;)
      Muchas gracias por participar aquí. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba