CORBAXSEO Blog Diseño web y SEO

Suspenso en Twitter. Mucho que aprender en RRSS

Hay que aprender, y deprisa, a usar bien Twitter y las redes sociales sin salir perjudicados.

Ya hemos visto otras veces, pero en estos días más claramente, que Twitter no es el pajarito inofensivo que aparenta su logo. Cada vez más, todo el mundo quiere utilizarlo para sus fines. Y resulta que se ha descubierto que esta red se adapta maravillosamente a todo tipo de manejos.

Por otro lado, la política de Twitter en cuanto a privacidad, gestión de cuentas, censura, etc., deja mucho que desear, como la mayoría de las redes sociales. Hemos visto cerrar cuentas injustamente mientras otras denunciadas, inadmisibles desde todo punto de vista, se niegan a cerrarlas.

Por si esto fuera poco, tenemos a las leyes, que tampoco ayudan mucho al usuario. El 1 de julio entra en vigor la ley Mordaza que pretende hacernos retroceder 30 años en libertad de expresión.

¿Sabes qué es la Operación Araña? En vísperas de las elecciones municipales se realizó la Operación Araña III en la que fue detenido César Strawberry, cantante del mítico grupo Def Con Dos. Da miedo.
Y seguro que sabes por qué ha dimitido el concejal de cultura de Ahora Madrid.

Lo que se dice en Twitter no se queda en Twitter

Una noche de copas surgió un debate con un amigo sobre el orgullo frente a la humildad. Yo defendí la humildad utilizando a Gandhi en mis argumentos, de tal manera que le obligué a defender a Hitler y a decir algunas burradas en su afán por ganar el debate. Por supuesto gané yo y al día siguiente me pidió disculpas por lo que había dicho. No hacía falta. Fui yo la que le obligó a decir eso, a sabiendas, con la ayuda de las copas y su propio orgullo. Afortunadamente estábamos en un bar y no en Twitter.

Pero Twitter no es Las Vegas, y lo que se dice en Twitter no se queda en Twitter. Es más, puede ser utilizado en tu contra de por vida.

El problema viene de la confusión que las redes se han encargado de crear entre el concepto de amigo y seguidor. Este error es general en las redes. En FaceBook incluso se denomina amigos a los seguidores.

El «contexto» en Twitter no es una mesa con cervezas y unos amigos que te conocen y entienden. Más bien es el de un evento con cientos de personas donde tú tienes el micrófono. Piénsalo, no hablarías igual en los dos casos.

Por eso, veo que algunas personas «públicas» lo han entendido desde el principio y utilizan su cuenta de Twitter adecuadamente. Pero me sorprende muchísimo la gran cantidad de casos en que algo tan simple no se ha entendido aún. Todos nos hemos echado las manos a la cabeza alguna vez viendo las burradas que se publican en Twitter. Esas personas jamás se comportarían así ante un público, por pequeño que fuera. (Bueno alguna hay, pero esas no tienen arreglo).

Pero esto no es sólo para las personas con una proyección pública. Hay unos protocolos sociales que todos tenemos asumidos pero que ignoramos en las redes. ¿Y eso por qué? No debe ser así. Cosas tan básicas como educación, respeto, tolerancia, escuchar, tratar de entender… que practicamos en el día a día, las dejamos al margen cuando nos metemos en una red social. ¡Increíble!

La explicación debe estar relacionada con el individualismo. En la red, aunque sabemos que hay gente ahí, de alguna manera seguimos creyéndonos en la intimidad y pensamos que podemos desahogarnos a gusto. Fatal error.

En los primeros tiempos de Twitter la palabra «ego» estaba muy ligada a la red. «Twitter engorda el ego» era una frase ya manida. Todos tuvimos que dejar de seguir a montones de tuiteros aburridos y cansinos con sus tuits personales de cada detalle de su vida. A qué hora llegaban al aeropuerto, cogían el avión, bajaban del avión, el sándwich de pollo, etc.

Pero ¡qué tiempos aquellos! Donde antes teníamos que aguantar ese ego subido, ahora tenemos que aguantar conversaciones o tuits llenos de odio, ira, sinrazón e intransigencia. Todo el mundo quiere tener razón, y encima quieren que todos se enteren.

A lo mejor estás pensando que como no me puedo desahogar en Twitter, lo estoy haciendo aquí ;)

Pero tengo que decir que, aunque queda mucho para que aprendamos a manejar el doble filo de Twitter, yo estoy disfrutando de una forma maravillosa con esta red. He encontrado una cantidad increíble de gente brillante que hace muy buen uso de Twitter y que me aporta muchísimo. Les estoy muy agradecida por estar ahí.

Todo lo que diga en Twitter podrá ser utilizado en su contra

Características como el tiempo real y la espontaneidad, que fueron las que nos enamoraron de Twitter, ahora parecen volverse en contra. Si el debate con mi amigo lo hubiésemos tenido en Twitter, él ahora no podría ser concejal ni muchas otras cosas. ¡Quién lo podía imaginar aquélla linda noche!

Pero no se trata de que tengamos que vendernos a la mediocridad, la falta de sentido del humor o los prejuicios, etc. Los tuiteros somos una raza estupenda y, así como aprendimos a hacer virguerías con 140 caracteres, también aprenderemos a ser habilidosos con la libertad, la prudencia y la ironía.

Consejos para mejorar tu experiencia en Twitter:

Utiliza las listas

Las listas para mí son las estrellas de Twitter. Google+ tiene los círculos y FaceBook creo que no tiene nada parecido; por eso lo uso poco. Puedes hacerte todas las listas que quieras clasificando a los tuiteros tanto si los sigues como si no. Por ejemplo, yo tengo más de veinte, pero las tres que más leo son una relacionada con mi profesión, (SEO), una de humor (Whasabi), para relajarme y echarme unas risas por la noche; y otra de opinión, crítica y actualidad (Genjibre), donde me pongo al día de todo y disfruto mucho.

La ventaja de las listas es que, si las elaboras bien, entras en un timeline lleno de tuits sin desperdicio, mientras que en el timeline general hay de todo y se hace aburrido. La desventaja es que lleva tiempo hacerlas con los tuiteros a los que ya sigues. Pero otra maravilla de las listas de Twitter es que te puedes suscribir a las listas de otros tuiteros. Por lo que te aconsejo que elijas a tuiteros que te gusten mucho y te fíes de su criterio, y te suscribas a alguna lista suya. Además, estas listas elaboradas por otros son una mina para encontrar buenos tuiteros para seguir o añadir a tus listas.

Deja de seguir a quien no te gusta

Fácil. No sigas a gente que no te gusta sólo porque te sigue. Merece la pena perder algunos seguidores y tener un Twitter limpio de polvo y paja, con el que disfrutarás más. Es más, si te disgustan mucho y te molestan, bloquéalos.

No entres al trapo

A la más mínima señal de provocación, indiferencia. No merece la pena perder el tiempo discutiendo con un desconocido, sólo porque se aburre en casa y tiene ganas de polémica. De estos hay muchos. Los llamamos «trolls«. Recurren a los insultos, en vez de argumentos y si entras al trapo puedes decir cosas de las que te arrepientas. Será tarde.

Olvida que estás solo

Piensa antes de tuitear. Ya sé que la espontaneidad es un ejercicio mental estupendo, pero también es la madre de las meteduras de pata. Mejor practícala con quien te conoce y entiende. Recuerda que no sólo te escucha gente inteligente y pueden malinterpretar tus palabras.

Ante todo educación y respeto

Esta debe ser tu contraseña para entrar en Twitter, mejor que tatuártelo en la frente. Pase lo que pase, no pierdas nunca la educación y el respeto. Antes, sal de Twitter.

Busca tuiteros verdaderamente interesantes

Los hay a miles. Hazte un TL de calidad, que te haga disfrutar y descarta a los molestos y malintencionados. Si ya sigues a demasiados para gestionar esto, recurre a las listas.

En fin, se trata de no tuitear burradas, pero también de conseguir que las burradas que tuitean otros queden ridiculizadas. Es la única forma de evitar que los intentos de abuso de Twitter para hacer daño avancen.

Espero que te haya gustado este post

 

Salir de la versión móvil